La noche de Sueños

Pues en este contexto apareció Cristiano Ronaldo y marcó dos goles fuera de casa, en Turín. Sin dominio de su equipo, sin prácticamente acompañantes cuando intentaba atacar (solo Karim e Isco desde atrás). Con sus compañeros fallando pases fáciles que impedían lanzar contras, con el rival venido arriba y en dinámica positiva, siendo superior en el partido. Sacó agua en el desierto exprimiendo una toalla. Impresionante. Y dejando la sensación de que podría haber hecho mucho más si el colectivo el hubiera potenciado mejor, porque físicamente y en cuanto a juego está incluso mejor que el año pasado a estas alturas. Está rápido, se va cuando encara, saca al equipo con desmarques largos sin balón, lo interpreta todo a la perfección, está tranquilo, con confianza, saca muy rápido y fuerte el disparo… Y, en cuanto a lo técnico, qué decir… El segundo gol, una barbaridad, sin duda epítome de lo que significa este deportista, hace que casi se olvide, pero el remate del primer gol es un escándalo. No existe. Poner el exterior con esa fuerza para cambiarla al otro palo y ajustarla al máximo… es increíble, de verdad. Luego, la asistencia del tercero, cuando ya tras el 0-2 el equipo en conjunto se vino arriba y se hizo evidente que hay una diferencia enorme entre ambas plantillas jugador por jugador. Y Marcelo se lleva otro gol producido en un partido importante. En cuanto se deja del centro por sistema para centrar cuando toca y meterse por dentro… es un foco tremendo de determinación el brasileño. 
Camisetas de Fútbol de las Selecciones del Mundial 2018.
Por cierto, todo apunta a que jugará Vallejo en la vuelta. Apenas se le ha podido ver por las lesiones, pero siempre que ha jugado ha dejado un muy buen nivel, así que va a ser muy interesante medirle en un contexto así.
En cierto modo es una simplificación cercana a la realidad pero cómo se ha ido construyendo ese aura y esa capacidad para desmontar la mente de equipos tan diferentes, con calidad y experiencia como Juve, PSG, Bayern, Atleti… es extraordinario. 
El tema es que el Madrid tiene fundamentalmente dos creadores de líneas de pases, uno es Benzema en apoyo y el otro es Isco en las bandas cuando juega. Kroos y Modric juegan por detrás de balón y son diferenciales ahí, no tienen esa dinámica para compartir el rol de Isco. Cuando el malagueño juega es para que el Madrid tenga siempre una línea de pase más, constante, en campo contrario. Cuando juega Isco, el Madrid genera la ventaja desde él, por eso es difícil que él la defina, porque su misión y su foco está en crearla y ayudar a los demás a crearla y a dibujarla.
Pues yo, dejando a Messi aparte, sí que le veo con potencial para ser uno de los grandes “10” de la década. De hecho, es que sin ir más lejos, Isco va al Mundial a liderar el ataque de una de las favoritas al título. Argentina tiene a Messi, Brasil a Neymar y Lopetegui, en un equipo más coral, eso sí, al que le va a dar esa libertad y esos galones es a Isco. 
Encuentra camisetas y equipaciones de la Liga: Real Madrid, Barcelona, Atletico de Madrid, Valencia, Sevilla.
No sé, quizá le tenga en muy alta estima, pero yo tengo a Isco como el gran talento del fútbol español desde que surgiese, hace ya casi 15 años, Andrés Iniesta. Y como centrocampista a veces se me queda un tanto intrascendente. Es capaz de jugar muy bien, sí, pero no termino de verle en esa posición con la naturalidad con la que juegan Kroos, Modric, o incluso Pjanic. En mi opinión, destaca más por puro talento que por entendimiento de la posición.